lunes, 24 de mayo de 2010

El Burro que hizo historia (Mensaje completo)

El Burro que hizo historia

Propósito específico: Enseñar de lo importante que somos para Dios aún cuando nos sintamos insignificantes.
Texto base: Marcos 11: 1-9

Marcos 11:1-9
Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá. Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas!

¿Qué diríamos nosotros, si supiéramos que nos eligieron para ser parte del cumplimiento de una gran profecía?. ¿Qué somos una pieza crucial de una obra que repercutirá para toda la Eternidad?. ¿Que dentro de una escena diseñada por Dios siglos antes un factor distintivo es nuestra participación?.
Diríamos ¿”Yo? Imposible”, “como podría ser usado, en algo trascendente, si nunca fui considerado en nada importante”.

Sin embargo, hay una profecía en Zacarías 9:9 que tiene una implicancia gloriosa y de la cual, justamente el protagonista principal es el burrito de Marcos 11

Zacarías 9:9 dice: “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”
Dios vislumbro a un burrito anónimo con 400 años de anticipación, para “usarlo” en un día importantísimo, el primer día de la semana en la cual Jesús habría de morir.
Dios uso a este humilde y mal catalogado animal, para dar cumplimiento a una profecía.
Mientras reflexionaba en esto, me preguntaba: ¿Puede alguien insignificante ser parte del plan infinito y perfecto e Dios. En Dios parece que SI.
El punto es este: “Si un burro puede hacer historia nosotros también podemos”.
Oración de transición:
Tres cosas que hizo al burrito ser de utilidad para cargar a Jesús.

1.- Ser desatado.
Dice que Jesús toma prestado un burrito atado, al cual nadie había montado.
El fin de este animal transportar cargas, pasar su vida atado a una carreta, cargar mujeres, hombres y niños, pero “nunca llevar un Rey”.
Sin embargo, Jesús les dice a sus discípulos, “hay un animalito que voy usar pero está atado, vayan y desátenlo para Mí”.
Primer principio para hacer historia:
Ser desatados.
Para lograr ser protagonistas de Dios en nuestra generación, debemos ser desatados de temores y complejos que nos limitan, que no nos dejan despegar; de amarguras y resentimientos y malos recuerdos que nos atan al pasado y nos impiden crecer.
Nadie que tenga su corazón amordazado puede disfrutar ni compartir la Nueva Vida en Cristo.

Dice Juan 11:44 hablando de Lázaro que: “…El que había estado muerto salió, con las manos y los pies atados con vendas y la cara envuelta en un lienzo”.
¿Qué dijo Jesús? “Desátenlo y déjenlo ir”.
Cuando Jesús trae vida a un hombre, es necesario que “se desate”, pues aunque respire, camine, hable, cante, predique, si las ataduras persisten, sigue esclavo.
Que el E.S nos ayude a desatarnos.
Si estamos ligados a culpas, orgullo, malos recuerdos, ira, materialismo, temor a ser aceptados, no podremos ser usados por Dios.
Más gracias sean dadas a Cristo por la libertad con la que Cristo nos hizo libres.
Primera cosa… ser desatado…

Segunda cosa que hizo al burrito ser de utilidad para Jesús
2.- Recibir un manto (unción)
Los discípulos colocaron sobre el Pollino sus mantos. Acto de investidura, recibir algo que no es propio para ser algo superior.
Un manto representa cobertura, unción especial.
¿Y Qué es la unción Pr. Flores?.
Un acto por el cual El Señor escoge a alguien para un Uso Especial.
Una Cobertura Sobrenatural que Dios deposita para capacitarnos para una comisión especial.
Segundo principio para hacer historia:
Recibir la unción de Dios.
Nada de lo que nosotros hagamos será productivo si no tiene el sello de Dios por medio del Espíritu Santo.
La unción de Dios nos libera de yugos y es el medio por el cual Dios nos preserva en libertad para poder usarnos.

Isaías 10:27 “Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”.

Cuando el Señor echa “El manto” sobre tu vida, significa que Él ha escogido, y que tu vida nunca más será igual.
Olvídate de tu rutina de esclavo porque “El manto” te llevará a experimentar lo sobrenatural de Dios.
Que el Espíritu Santo nos ayude a Llevar Su unción, Su sello, Su señal sobre nuestros lomos a todo lugar donde nos toque actuar.


3.- Cargar a Jesús .
Aquel que había sido destinado para cargar leña y la cosecha ese día, transporto al Rey de reyes, “llevo en su lomos” toda la gloria de Dios manifestada a los hombres.
Acababa de encontrar el propósito de su anónima existencia.
Es que cuando alguien se rinde a Jesús, y hace de su vida un medio para que El se glorifique, esta dándole a su vida el más hermoso propósito que alguien pueda tener en la vida.
Si llevas a Jesús sobre ti, serás parte de todo un ambiente de bendición.
Dice que cuando el burro comenzó a cargar a Jesús, el pueblo se revoluciono, vio a Su rey, le ovaciono, y se alegraron con mucha algarabía.

Declarando que Aquel que venía traía salvación.
Es que cuando llevamos a Jesús en nosotros provocamos bendición.
Ninguno de nosotros nació de nuevo ni fue desatado para cosas comunes e insignificantes.
Fuimos desatados para llevar sobre nosotros al Rey de Gloria, y mostrar al mundo la bendición de Su majestad.
Un burro hizo historia esa mañana, cumplió una profecía ese día.
Tú y yo nacimos para ser parte de los grandes propósitos de Dios, llevar a Jesús sobre nosotros.
Rev. Raúl Flores
Comunidad Cristiana Nueva Vida de Buenos Aires.

Abril 2010 Gaona
Abril 2010 Del Viso

1 comentario:

azules dijo...

Excelente mensaje estimado Pastor Flores, bendiciones!!!

Cruzada de renovacion y avivamiento

Cruzada de renovacion y avivamiento
Julio 2007. Río de Janeiro